Dedicado a los Soldados de la 101:

CREDO FÁCIL
Por el Señor VGM Oscar Ledesma (RI 25, Compañía C, Sección Bote)

Debe ser fácil hablar
del hambre o la indigencia
sentado frente a un buen vino
en charlas de sobremesa.

Debe ser fácil oir
el ruido atroz de un mortero
y estallar de indignación
mirando un gris noticiero.

Debe ser fácil luchar
por los más dignos derechos
desafiando al cruel invierno
bien seguros y bajo techo.

Debe ser fácil esgrimir
las causas del oprimido
guardando en cuentas privadas
el dinero bien invertido.

Debe ser fácil suponer
que la guerra es cruel locura
viendo a través del satélite
el horror que a otros tortura.

Debe ser fácil temblar
de emoción ante el Guernica
sin saber que en él Picasso
el dolor de un pueblo dignifica.

Debe ser fácil pregonar
que un pueblo en armas es salida
sabiendo muy de antemano
que en ello no va nuestra vida.

Difícil puedan notar
de la realidad su aguda huella
educándose por usanza
en aulas de cinco estrellas.

Creo fácil justificar
una digna acción de nobleza
oliendo su impuesta humildad
a fina esencia francesa.

Creo fácil creer
un mundo bello y perfecto
oyendo en frases del viento
lamentos de miles de espectros.

Debe ser fácil evocar
al Papa, a Dios, al Señor
usando las escrituras
para actos de gran tenor.

Debe ser fácil crear
las bases de una moraleja
tomando sólo al hombre que fue,
que partió, que ya nos deja.

Difícil pueda entender
un sueño de alta alcurnia
si cuando los veo soñar
lo hacen sentados en su tumba.

Credo fácil
Credo absurdo
Credo eterno
Credo y punto.

Credo fácil
fácil creo
llegar hasta este final
sin pasar por el infierno.